2

Cómo medir nuestros progresos

Como medir nuestros progresos

A veces tenemos la sensación de que no avanzamos, por norma general empezamos a cuidarnos, o a comer mejor, o a hacer ejercicio y notamos unos avances que luego, muchas veces se frenan o estancan, de hecho, cuanto más tiempo llevamos entrenando más lentos son nuestros progresos hasta el punto que tenemos que volver la vista atrás o ver fotos antiguas para no desesperar y darnos cuenta de que vamos por el buen camino.

Vamos a ver 3 maneras de seguir nuestros progresos por nuestra cuenta y sin salir de casa.

1. Tomar medidas

Medir ciertas zonas de nuestro cuerpo cada equis tiempo (4-6 semanas nos ayudará). Veamos qué debemos hacer y qué no a la hora de medirnos.

SI

NO

  • En ayunas
  • Nada más levantarte
  • Varias referencias por ejemplo muslos
  • Flexin
  • Después de un día de comida trampa, cheat o noche de fiesta
  • A cualquier hora

Deberíamos hacerlo siempre en ayunas y nada más levantarnos, en zonas como el muslo sería interesante tomar dos medidas, una más cerca de la rodilla y otra más cerca de los glúteos, de lo contrario, si solo tomamos una medida a media altura puede que no veamos tantos cambios pero eso no significa que no los esté habiendo. Ciertas partes como el biceps sería interesante medirlas haciendo fuerza (Flexin) de lo contrario si un día apretamos o relajamos el brazo más que otro no podremos compararlo correctamente.

A evitar: Hacerlo a cualquier hora, tras haber comido o tras una noche de fiesta o similar.


2. Hacernos fotos

SI

NO

  • En ayunas
  • Siempre la misma habitación
  • Misma luz (considerar luz artificial)
  • Misma pose
  • Nada más levantarte
  • Diferente habitación
  • Diferente luz
  • Mallas vs bragas vs pantalones

Deberíamos hacerlo siempre en ayunas y en la misma habitación, de lo contrario será más difícil compararlas. Considerar utilizar luz artificial porque si usamos luz natural hay muchos factores que influirán como sí el día está nublado, soleado, si es verano o invierno… Todo ello influirá en la foto y cuando más parecidas sean las fotos que vamos tomándonos más sencillo será compararlas. Sabiendo esto, intentaremos realizar siempre las mismas poses,  las clásicas son perfil, frente y espaldas.

A evitar: Hacerlo cada vez en una habitación y con una luz diferente y en el caso de las mujeres evitar sacarlas unas veces con ropa interior, otras con mallas o pantalones cortos… Escoger un bikini si os hace sentir más cómodas pero utilizar siempre el mismo tipo de ropa.


3. Pesarnos

SI

NO

  • En ayunas
  • Siempre la misma báscula
  • Nada más levantarte
  • Después de un día de comida trampa, cheat o noche de fiesta
  • Con ropa, con el móvil en la mano, en otra báscula
  • A cualquier hora

Que el peso sea la última forma de medir nuestro progreso no es casualidad, existen muchos factores que lo hacen variar por lo que es el indicador menos fiable.

La ropa también nos servirá de guía aunque es más subjetivo, la gente de tu alrededor te dirá cosas seguramente también pero creo que estas 3 opciones son más objetivas.

Otra forma de medir si estamos progresando es tener en cuenta los entrenamientos con pesas, sí estamos progresando tanto en volumen de entrenamiento como en cargas, esto es, si cada vez somos capaces de hacer más series o más ejercicios y recuperarnos bien, o si cada vez levantamos más peso.

La versión vídeo de este post aquí:

 

2 comentarios

  1. Quiero empezar a cuidarme y no sabía por donde empezar hasta que leí tu post. Gracias, me ha servido de ayuda.

  2. Gracias Luis, me alegro de que te haya servido, abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.